ESTE FORO ES SOLO PARA VIGILANTES DE SEGURIDAD Y SUS ESPECIALIDADES
 
ÍndiceRegistrarseConectarse

Este Foro sigue siendo y sera sin censura mas que le pese a algun@s, vosotr@s lo hacéis posible

Comparte | 
 

 Lecciones te da la Historia ¿ Se repetira la Historia ?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
WebMaster
Administrador
Administrador
avatar

Cantidad de envíos : 197
Fecha de inscripción : 25/02/2009

MensajeTema: Lecciones te da la Historia ¿ Se repetira la Historia ?   Dom Ene 16, 2011 11:39 pm

Esto es una curiosidad histórica que puede usarse como barómetro para que el lector pueda hacerse una idea de cómo está la situación política actual. Te pido, lector, que tengas paciencia. Lee el texto presentado a continuación como lo que es: un texto histórico; léelo desapasionadamente. Este texto no se presenta como una soflama, sino como una herramienta que la Historia de España nos pone en las manos para encontrar claves, así como ejemplos para el presente.

Alzamiento. 18 Julio de 1.936.

¡En pie, Españoles!

¡Españoles! A cuantos sentís el santo amor a España, a los que en las filas del Ejército y la Armada habéis hecho profesión de fe en el servicio de la Patria, a cuantos jurasteis defenderla de sus enemigos hasta perder la vida, la Nación os llama a su defensa.

La Situación de España es cada día más crítica; la anarquía reina en la mayoría de los campos y pueblos; autoridades de nombramiento gubernativo presiden, cuando no fomentan, las revueltas; a tiro de pistola y ametralladora se dirimen las diferencias entre los ciudadanos que alevosa y traidoramente se asesinan, sin que los poderes públicos impongan la paz y la justicia. Huelgas revolucionarias de todo orden paralizan la vida de la población, arruinando y destruyendo sus fuentes de riqueza y creando una situación de hambre que lanzará a la desesperación a los hombres trabajadores. Los monumentos y tesoros artísticos son objeto de los más enconados ataques de las hordas revolucionarias, obedeciendo a la consigna que reciben de las directivas extranjeras y con la complicidad y negligencia de los gobernadores de monterilla.

Los más graves delitos se cometen en las ciudades y en los campos, mientras las fuerzas de Orden Pública permanecen acuarteladas, corroídas por la desesperación que provoca una obediencia ciega a gobernantes que intentan deshonrarlas. El Ejército, la Marina y demás instituciones armadas, son blanco de los más soeces y calumniosos ataques, precisamente por parte de aquellos que debían velar por su prestigio, y, entre tanto, los estados de excepción, de alarma, sólo sirven para amordazar al pueblo y que España ignore lo que sucede fuera de las puertas de sus villas y ciudades, así como para encarcelar a los pretendidos adversarios políticos.

La Constitución, por todos suspendida y vulnerada, sufre un eclipse total: ni la igualdad ante la Ley, ni libertad, aherrojada por la tiranía; ni fraternidad, cuando el odio y el crimen han sustituido al mutuo respeto; ni unidad de la Patria, amenazada por el desgarramiento territorial más que por regionalismo, que los propios poderes fomentan; ni integridad y defensa de nuestras fronteras, cuando en el corazón de España se escuchan las emisoras extranjeras que predican la destrucción y reparto de nuestro suelo.

La Magistratura, cuya independencia garantiza la Constitución, sufre igualmente persecuciones que la enervan o mediatizan y recibe los más duros ataques a su independencia. Pactos electorales hechos a costa de la integridad de la propia Patria, unidos a asaltos a Gobiernos civiles y cajas fuertes para falsear las actas, formaron la cáscara de legalidad que nos preside. Nada contuvo la apetencia de poder, destitución ilegal del moderador, glorificación de las revoluciones de Asturias y Cataluña, una y otra quebrantadoras de la Constitución, que en nombre del pueblo era el Código fundamental de nuestras Instituciones.

Al espíritu revolucionario e inconsciente de las masas engañadas y explotadas por los agentes soviéticos se ocultan las sangrientas realidades de aquel régimen que sacrificó para su existencia veinticinco millones de personas, se unen la molicie y negligencia de autoridades de todas clases, que, amparadas en un Poder claudicante, carecen de autoridad y prestigio para imponer el orden en el Imperio de la libertad y de la justicia.

¿Es que se puede consentir un día más el vergonzoso espectáculo que estamos dando al mundo?

¿Es que podemos abandonar a España a los enemigos de la Patria, con proceder cobarde y traidor, entregándola sin lucha y sin resistencia?

¡Eso no! Que lo hagan los traidores; pero no lo haremos quienes juramos defenderla!

Justicia, igualdad ante las leyes, ofrecemos.

Paz y amor entre los españoles; libertad y fraternidad exentas de libertinajes y tiranía.

Trabajo para todos, justicia social llevada a cabo sin encono ni violencia, y una equitativa y progresiva distribución de la riqueza, sin destruir ni poner en peligro la economía española.

Pero, frente a esto, una guerra sin cuartel a los explotadores de la política, a los engañadores del obrero honrado, a los extranjeros y a los extranjerizantes, que directa y solapadamente intentan destruir a España.

En estos momentos es España entera la que se levanta pidiendo paz, fraternidad y justicia; en todas las regiones, el Ejército, la Marina y fuerzas de Orden Público se lanzan a defender la Patria.

La energía en el sostenimiento del orden estará en proporción a la magnitud de la resistencia que se ofrezca.

Nuestro impulso no se determina por la defensa de unos intereses bastardos ni por el deseo de retroceder en el camino de la Historia, porque las instituciones, sean cuales fuesen, deben garantizar un mínimo de convivencia entre los ciudadanos, que, no obstante las ilusiones puestas por tantos españoles, se han visto defraudadas, pese a la transigencia y comprensión de todos los organismos nacionales, con una respuesta anárquica, cuya realidad es imponderable.

Como la pureza de nuestras intenciones nos impide el yugular aquellas conquistas que representen un avance en el mejoramiento político-social, el espíritu de odio y venganza no tiene albergue en nuestro pecho; del forzoso naufragio que sufrirán algunos ensayos legislativos, sabremos salvar cuanto sea compatible con la paz interior de España y su anhelada grandeza, haciendo reales por primera vez y en este orden, la trilogía: fraternidad, libertad e igualdad.

Españoles:
¡¡Viva España!!
¡¡Viva el honrado pueblo español!!.

Francisco Franco Bahamonde


Sin duda es un texto que no deja indiferente. Sin embargo la Historia de España está llena de este tipo de manifiestos y proclamas. Incluso la República en 1931 fue declarada por sus autores “alzamiento nacional”. Este es el encabezamiento del primer Decreto de la República el 27 de abril de 1931. “El alzamiento nacional contra la tiranía, victorioso desde el 14 de abril…”.

Una vez leído lo que llama la atención es que hay cosas que nos son familiares, porque también están pasando hoy en día, y cosas que no lo son.

En este sentido, las diferencias más claras, a mi juicio, son:

No reina la anarquía en la mayoría de los campos y pueblos.
Si se dirimen a tiros las diferencias.
Si se atacan los monumentos y tesoros artísticos.
Si están declarados los estados excepción y de alarma.
No hay asaltos a Gobiernos civiles y cajas fuertes para falsear las actas electorales.
No hay agentes soviéticos azuzando a las masas.

En cuanto a las similitudes que también las hay, podremos discrepar en cuanto al grado pero no en cuanto al parecido. Es importante tener en cuenta es que en el manifiesto no se habla de derechas, ni de izquierdas, de nacionalistas o de regionalistas: se plantean únicamente unos hechos que se consideran la justificación para revelarse contra un gobierno o un sistema político, sin entrar a valorar la responsabilidad o las motivaciones de cada cual.

En este sentido, las similitudes más claras, a mi juicio, son:


“[Las] Autoridades de nombramiento gubernativo presiden, cuando no fomentan, las revueltas”

En julio del año pasado, el Presidente de la Generalitat de Cataluña se puso al frente de una manifestación convocada por él mismo contra la Constitución española. El subterfugio que se utilizó fue el supuesto malestar popular por la sentencia del Tribunal Constitucional. Incluso esto, sin maquillar, ya sería un ataque a las instituciones del Estado por parte unas autoridades públicas. Allí se reunieron muchas de esas autoridades, entre ellas buena parte de los representantes políticos del gobierno autonómico catalán.

Mientras Montilla estuvo encabezando la manifestación hubo consignas contra España, contra la Constitución y a favor de la independencia. Finalmente hubo altercados. Incluso el propio presidente autonómico tuvo que salir escoltado de la misma superado por los mismos radicales a quien él había convocado.

La convocatoria, sus motivaciones y la impunidad con la que se trató desde el gobierno central, son actos palmarios de deslealtad constitucional y demuestra una voluntad de rebeldía de las autoridades gubernativas; tanto de las autonómicas como de las estatales.


“Huelgas revolucionarias de todo orden paralizan la vida de la población, arruinando y destruyendo sus fuentes de riqueza.”

Cuando escribí este texto hace un par de meses, el tema de la huelga revolucionaria estaba en el apartado de las diferencias. Hoy, visto el cariz que ha tomado la Huelga General del 29S, no me queda más remedio que incluirla aquí, entre los parecidos.

Esta huelga se hace expresamente contra la oposición, contra los empresarios y contra “los especuladores”. Para la propaganda de izquierdas estos actores serán todo lo culpables que ellos quieran, pero no tienen la capacidad de cambiar las leyes, ni la han tenido en 6 años: eso es prerrogativa del gobierno. Esta contradicción deja bien claro que la huelga del 29S es un autogolpe del PSOE y los sindicatos, para evitar unas elecciones anticipadas, y para ello no dudan de usar como coartada a los trabajadores y su sustento. Es, simplemente, una demostración de fuerza de las izquierdas en la calle y una forma de intimidación pública. Exactamente igual que las huelgas revolucionarias del 36 cuando gobernaba el Frente Popular de las izquierdas.


“Los poderes públicos no imponen la paz y la justicia.”

Nos hemos acostumbrado a que el PP, así como Ciudadanos de Cataluña y UPyD no puedan convocar actos políticos en según qué sitios. Personalidades como el ex presidente de gobierno Aznar y como Rosa Diez, entre otras, son sistemáticamente tachadas de asesinos, fascistas y terroristas en las universidades, y los foros públicos. Grupos de facinerosos les ofenden, e incluso llegan a agredirles con toda impunidad. No se avisa a la policía, no se realizan detenciones, no se hacen identificaciones y no se investiga a los autores. Medidas como las mencionadas serían las más lógicas, si los poderes públicos tuviesen la voluntad de imponer la paz y la justicia. Conviene recordar que aparte de ciudadanos con derechos, son representantes populares en muchos casos.

“Se gobierna obedeciendo a las consignas que reciben de las directivas extranjeras.”

Durante dos años el Presidente del gobierno ha estado negando una crisis que sólo reconoció para decir que estábamos ya fuera de ella. Aparte de la desvergüenza que esto supone, durante esos dos años no se tomó ninguna iniciativa para paliar los efectos de la misma. Las medidas durísimas que se han tomado posteriormente: la Reforma laboral y la Reforma de las pensiones, han venido impuestas por Europa. Pero es más: la pérdida de confianza de las instituciones financieras en el gobierno ha llevado a que España esté fiscalizada por entidades y gobiernos extranjeros. Ellos son quienes dictan el alcance y la duración de las medidas y el gobierno, sin disimulo ni rubor, las ejecuta.

Sólo hay que contemplar las bochornosas visitas del presidente y la ministra de economía a los foros de opinión económica internacionales, para confirmar que están para lo que se les manda.


“Los más graves delitos se cometen mientras las fuerzas de Orden Pública permanecen acuarteladas”

Esto ha sido una constante en la actuación de la Ertzantza desde su creación, no es ningún secreto. Lo grave es que durante la tregua que el Estado le dio a la banda terrorista ETA, el mal llmado Proceso de Paz, las fuerzas del Orden hicieron exactamente igual que ha estado haciendo la policía autonómica vasca. Durante este periodo siguieron las mismas instrucciones políticas de no interferir, no detener y avisar. El caso Faisán es un ejemplo palmario de ello, pero no el único. Siguiendo instrucciones políticas se desarticularon las redes de inteligencia de la Guardia Civil y la Policía Nacional en Francia lo que facilitó a ETA, entre otras cosas, un rearme importante que permitió el atentado de repercusión mundial contra la terminal de Barajas T4, así como el asesinato de los Guardias Civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero en un restaurante francés.

Por otro lado España se ha convertido en el santuario de todas las mafias internacionales, del tráfico de drogas, de la trata de blancas y el tráfico de personas. Esto sólo se puede hacer con una connivencia política y con la complicidad de la Policía. La obligación de la policía es estar vigilante ante los delitos, especialmente los más graves. Por ejemplo: si un policía ve que están atracando un banco, no puede excusar su inacción alegando que parecía que allí se estaba filmando una película. Igualmente los policías de Barajas han hecho la vista gorda; han mirado para otro lado durante años. Delincuentes sanguinarios han pasado a diario por sus propias narices; ser ruso o ecuatoriano y tener tatuajes carcelarios en las manos es imposible que pueda llevar a un policía a pensar en que ese extranjero que pretende entrar a España es un simple turista. Hoy más de la mitad de los presos con condenas por delitos graves son extranjeros. Todos ellos han pasado por algún control de fronteras y casi todos por Barajas. Mientras esos policías han estado acuartelados en sus cabinas, miles de crímenes se han cometido en las calles españolas. Ese detalle no parece que les haya excitado el celo profesional, cosa que hubiera ahorrado muchos sufrimientos a muchos españoles que piensan abiertamente que su policía no está para protegerlos (a ellos).


“Las instituciones armadas, son blanco de los más soeces y calumniosos ataques precisamente por parte de aquellos que debían velar por su prestigio”

En julio del año pasado la ministra de defensa, Carmen Chacón, firmó un repugnante panfleto junto con el ex presidente de gobierno Felipe González, donde expresamente se arremete contra la "obsesión injustificada por la indisoluble unidad de la nación española". ¿Obsesión injustificable por la unidad de España? Obviamente esto es una injuria y un insulto personalizado a cada uno de los militares españoles, cuyo mandato, así como el de la ministra, es cuidar de esa unidad y velar por el prestigio de la profesión militar. O ella juró en falso una Constitución que “se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española”, o tal vez crea que así lo hicieron los militares bajo su mando.

“La Constitución, por todos suspendida y vulnerada, sufre un eclipse total”

Ejemplos como el anterior panfleto de Chacón, la manifestación de Montilla en Barcelona y las declaraciones del Presidente del gobierno, en el sentido de que no va a respetar los mandatos del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña, dejan como papel mojado la Constitución. El Presidente del gobierno ha demostrado que si una ley no es constitucional, él desde el ejecutivo puede aplicarla y desarrollarla haciendo caso omiso de la inconstitucionalidad; quedando a la espera de otra sentencia del Constitucional, que en caso negativo podría ser nuevamente desarrollada por el ejecutivo, y así hasta el infinito.

Una Constitución vulnerada es lo más grave que le puede pasar a un país. La Constitución son reglas de juego. Ninguna constitución del mundo puede hacerse obedecer si los poderes públicos deciden no hacerlo. La Constitución es el marco que obliga a todos, si algunos deciden no darse por aludidos por ella, se está creando un resentimiento entre los que sí se dan por aludidos y un absoluto desapego del resto.


“Medios extranjeros predican la destrucción y reparto de nuestro suelo.”

España tiene hoy un enorme problema de deuda externa. En vez de paliarlo, el gobierno de España se esfuerza en seguir colocando más deuda. Esa deuda, en el mejor de los casos, terminarán de pagarla nuestros hijos. Sin embargo no es nada descabellado empezar a pensar que España no podrá hacer frente a los pagos de deuda, y entrará en bancarrota. Europa y las instituciones financieras internacionales no tienen capacidad ni voluntad de pagar los despilfarros y la incompetencia del gobierno español. Si así lo hicieran, a cambio exigirán quedarse con nuestras empresas públicas, nuestras minas, nuestras líneas aéreas, nuestros puertos y astilleros, etc... Esta será la única manera de pagar que va a tener el gobierno una vez que le hayan cortado el grifo financiero.

La sumisión de generaciones de españoles y la servidumbre a potencias extranjeras podrían llegar a ser, como ya lo fueron en el siglo XIX, las tónicas económicas de la España del futuro.


“La Magistratura, cuya independencia garantiza la Constitución, sufre igualmente persecuciones.”

El Estatuto de Cataluña se arroga la creación de un Tribunal supremo propio. Esto viola abierta y expresamente la Constitución. No sólo eso: además pretende imponer nombramientos y ceses de jueces sin tener atribuciones constitucionales para ello. La sentencia del Tribunal Constitucional, así como la propia letra de la Constitución es muy clara en este sentido. Esta violación flagrante de la Constitución no ha hecho mella en el Presidente, quien se ha comprometido públicamente a desarrollarla por su cuenta, lo que deja a todo el Poder judicial al albur de los caprichos del Poder ejecutivo.

También aquí podríamos hablar de jueces que son apartados de la judicatura por no dictar sentencias con un determinado sesgo político, como el juez Calamita. Hay jueces perseguidos por abominar públicamente de la ideología de género y de las injusticias que crea. Estos jueces sufren ataques y presiones constantes desde las propias instituciones públicas.


“Pactos electorales hechos a costa de la integridad de la propia Patria."

En 2003 el tripartito catalán, se comprometió a no llegar acuerdos de legislatura con el PP, tanto en la Generalidad como en las instituciones de ámbito estatal. Han pasado siete años y eso se ha verificado a pies juntillas en toda España. Hoy podemos comprobar como todos los consensos políticos básicos han sido rotos: el Pacto antiterrorista para no negociar con ETA, el Pacto de Estabilidad para evitar el déficit, el Pacto de Toledo para blindar las pensiones, el Pacto por la Justicia, los pactos en educación, los de inmigración, los propios Consensos constitucionales. Todos estos acuerdos se han roto para favorecer de alguna manera a los enemigos de España: en Cataluña, en el País Vasco, en Galicia, en el extranjero (Hispanoamérica, Marruecos)… y para sostener a quienes cuestionan del bienestar y la igualdad de los españoles así como la integridad de la Patria.

“Glorificación del las revoluciones”

La mal llamada Ley de Memoria histórica pretende reivindicar a quienes perdieron la guerra. En realidad solo ha tratado de glorificar las revoluciones obreras de la primera mitad del siglo XX. Esta ley ha tergiversado la Historia de España para que haya unos buenos y unos malos arquetípicos. Para la ley y sus postulantes, los que trajeron la discordia civil y la violencia revolucionaria son los buenos, y por ello merecen por ello loas y parabienes. Eso sin menoscabo de las subvenciones, premios y pensiones que les puedan caber.

“Malicia y negligencia de autoridades de todas clases, que, amparadas en un Poder claudicante, carecen de autoridad y prestigio para imponer el orden en el Imperio de la libertad y de la justicia.”

Creo que después de todo lo expuesto este punto es de lo más obvio y no es necesario desarrollarlo.

Conclusión: hay demasiados parecidos. Es demoledor comprobar cómo el texto del alzamiento del 36, hoy se podría suscribir en un 70%, si pudiera trasladarse a cifras.

¿Cómo hemos llegado a esta situación? Es difícil de creer: estamos en la Unión Europea, no hay muros, el comunismo ha caído, los nacionalismos están desprestigiados en todo el mundo, y sin embargo estamos enfangados en una política utópica, ideológica, seguidista de los nacionalismos y abiertamente guerracivilista.

Cuando no tiene sentido volver la vista atrás, la única explicación es que todo esto vino en un momento de recogida de beneficios. La bonanza ha favorecido la aparición de un tipo de políticos dispuestos a 'faltarle a padre' y llegado el caso a profanar a los muertos, con objeto de no privarse de la capacidad de seleccionar las mejores tajadas.

Sin duda una de las conclusiones más tristes que se pueden sacar de esta lista es que algunas de las similitudes con el 36 son de este mismo año, incluso algunas no tienen ni meses. Esto es de lo más alarmante.

Hay que tener en cuenta es que las palabras de Franco eran una realidad palmaria e incuestionable para muchos españoles. También los parecidos que aquí se presentan lo son para muchos españoles de hoy; por eso es tan importante exigir a los políticos un cambio de rumbo. Consciente o inconscientemente, los españoles estamos cometiendo los mismos errores que en el pasado. Esperemos que no sea demasiado tarde para cambiar.


FUENTE: http://tintinenelpaisdelosprogres.blogspot.com





_________________
WebMaster: Mi Patria era respetada temida y odiada, y para traer el Infierno a la Tierra, solo era necesario un Español y el filo de su espada.
Volver arriba Ir abajo
 
Lecciones te da la Historia ¿ Se repetira la Historia ?
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Un poco de historia
» la historia mas bella jamas contada
» La historia de un ciclomotor
» EXCLUSIVA: La verdadera historia de Rosa Díez
» Historia gráfica (fotorreportaje)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Vigilantes Cabreados :: - DEBATES - :: Debates en General-
Cambiar a: